Importancia que tienen las maquinas frigoríficas en la hostelería

Cuando tomamos la decisión de poder montar un restaurante, no podemos llegar a considerarlo como si fuera una tontería, de hecho, debemos de tener en cuenta una gran cantidad de detalles que podrían hacer que cualquier buena idea termine arruinándose. Podemos tomar la decisión de tener una decoración muy cuidada, pero de nada serviría esto si no podemos mantener los alimentos con la calidad que se necesitan, ya que los clientes que se den cuenta de este tipo de detalles, se olvidaran de manera inmediata el volver a ir a tu local e inmediatamente lo borraran de sus preferencias.

Aquí es donde las cámaras frigoríficas, forman parte del equipamiento de hostelería más útil, puesto que se consideran como algo totalmente indispensable y hasta cierto punto vital para que cualquier local de hostelería pueda funcionar de la manera correcta. Los frigoríficos y las neveras que se utilicen, deberían de ser de muy buena calidad, es decir esos que puedan tener una duración, y esto se debe a que van a tener como función, el mantener muy bien conservados los alimentos.

La diferencia principal que existe entre las cámaras frigoríficas y los congeladores, es que las temperaturas de frio que alcanzan los congeladores son mucho más altas y extremas.

Tipos de frigoríficos

Debes de saber que estos también pueden llegar a dividirse hasta en cuatro tipos, y va a depender muchísimo de la temperatura que pueda llegar a alcanzar. Los de una estrella, se pueden llegar a mover aproximadamente entre los -4 grados y los -6. Los que tienen dos estrellas, pueden llegar a alcanzar una temperatura de hasta -12 grados, y los de 3 estrellas pueden llegar hasta los -18 grados; todavía faltan los de cuatro estrellas, y estos pueden llegar a alcanzar una cantidad de hasta 30 grados por debajo de cero.

Lo que nos da a entender esto, es que entre más estrellas tenga el frigorífico, puede llegar a alcanzar una temperatura menor, es decir que puede enfriar mejor y proteger los alimentos de una manera más óptima.

Ahora bien, cabe mencionar que no todas las personas tienen la necesidad de la misma conservación, por tal motivo es que sería bueno que se pudieran distribuir entre las diferentes cámaras frigoríficas, de esta manera el mantenimiento de las mismas sería considerado perfecto.

Como ejemplo, podemos mencionar que las carnes para poder conservarse, necesitan aproximadamente unos 0 a 5 grados, los pescados o cualquier tipo de marisco, necesitaran aproximadamente unos 7 grados, los lácteos por su parte necesitan unos 8 grados, mientras que las comidas refrigeradas van a tener la necesidad de aproximadamente unos 30 grados bajo cero.

Es muy importante, que podamos hacer la separación de todos los productos, tanto del suelo como también si los tenemos junto a las paredes, recordemos que las temperaturas en estas partes se extreman mucho más, al igual que como pasa entre ellos.

Todas estas cosas son importantes en el área de la hostelería, y sabemos perfectamente que tenemos la necesidad de este tipo de equipamiento para poder cubrir nuestras necesidades.

Written by redactores77