Primeros auxilios para quemaduras

Las quemaduras son de las cosas más comunes que pasan entre los accidentes domésticos, en general fuera de casa también gracias al mal uso de los automóviles por ejemplo y en general, algo que nos vuelve muy pero muy vulnerables, pues la piel es lo que a diario sentimos, en todo momento y de estar quemada, nos pasaría molestando día y noche.

Si bien es cierto que te vamos a ayudar a dar ayuda de emergencia a alguien que haya sufrido una quemadura, vale la pena que primero veas qué tipos de quemaduras hay, porque algunas si tienen necesidad casi hospitalaria y otras no, por ahora veremos las más básicas clasificaciones para que puedas ubicarte rápido, pues en esos casos el tiempo no puede esperar.

Tipos de quemaduras

Seguro has escuchado ya antes que se clasifican en grados, lo más sencillo del mundo, primero segundo y tercero, pero no se trata de eso, sino que de saber en qué consiste cada grado de quemaduras; vamos al primero que se trata solamente de enrojecimiento de la piel, no es que no sea grave, pero puede esperar un poco y no te matará.

El segundo grado es cuando una quemadura ya genera ampollas, significa que su nivel es más alto que el de las anteriores y el dolor es considerablemente mayor y luego vienen las de tercer grado, que son en las que hay destrucción de tejidos, cosa que si es de cuidado total.

¿Qué hacer?

Primero que todo, es bueno que tengas implementos para tratar las quemaduras a la mano, de lo contrario no servirá de mucho el conocimiento; no es nada del otro mundo, de hecho todo lo puedes adquirir en la farmacia online, que seguramente no va a tener falta de equipamientos nunca. Hablamos de cosas básicas y no caras, como jabón antiséptico, agua mineral, gasas y una que otra crema contra quemaduras.

En el caso de las quemaduras de primer grado es en el que mejor sirven las cremas contra quemaduras, pero si no tienes una a la mano, solo asegúrate de lavar la quemadura con agua fría y jabón y luego mantente poniendo compresas de agua fría a la misma y verás que mejora pronto.

Cuando una quemadura es de segundo grado,                debes de lavar con agua mineral o hervida, para desinfectar y algo que es realmente muy importante y que mucho hacen pensando que servirá para bien y que nunca debes hacer es reventar las ampollas que se hayan formado por la quemadura.

En las quemaduras de tercer grado, es lógico que debes ir pronto a emergencias, pero mientras, lava las quemaduras con agua mineral o hervida y cúbrelas con gasas, no uses ningún tipo de medicamento, seguramente no servirá de mucho, espera a llegar con los profesionales y si el paciente ha quedado con ropa quemada pegada a la piel no la arranques, insistimos en que esperes a llegar con los profesionales de la salud.

Ahora que sabes un poco de cómo ayudar ante quemaduras, no lo olvides jamás.

Written by redactores77